cabecera
Hemeroteca :: Edición del 19/06/2012 | Salir de la hemeroteca
2/151

Información.es/Alicante

La pública y la concertada se unen para exigir cambios en las ayudas para libros

Última actualización 23/07/2012@12:18:52 GMT+1

La presión de los padres obliga a Educación a prolongar hasta septiembre el plazo para pedir las becas y a aumentar la cantidad a percibir de 105 a 125 euros.


La convocatoria de este año para optar a las ayudas para la compra de los libros de texto ha unido a la totalidad de los representantes de padres de alumnos de la provincia contra los postulados de Educación. "La disminución de un 30% del presupuesto, y su aplicación práctica, no va a satisfacer las necesidades de quienes realmente no pueden pagar las desorbitadas cantidades que cuestan los libros", alerta la máxima representante de las familias con alumnos en los centros concertados de la provincia.
Los centros tanto públicos como concertados, a través de sus federaciones Gabriel Miró, Escuela y Familia, y Enric Valor, reclaman a la conselleria un cambio drástico en los requisitos que puntúan para tener acceso a las ayudas para comprar los libros, porque sostienen que las cantidades presupuestadas en función de la renta "no resuelven" las situaciones económicas más perentorias, ni suponen "auténticas ayudas" para el grueso de peticionarios de clase media-baja.
De momento, y gracias a la presión ejercida por las federaciones de padres de alumnos, Educación ya se ha visto forzada a ampliar el plazo de petición de las becas, que inicialmente concluía el próximo miércoles, día 25.
La conselleria ha redactado un comunicado en el que concreta que "ha decidido ampliar el plazo de presentación de solicitudes de ayudas para la adquisición de libros de texto y material didáctico e informático del 3 al 14 de septiembre". Tras la vuelta de las vacaciones, los escolares dispondrán de al menos dos semanas más para pedir la beca. De hecho, los representantes de los padres han evidenciado su profundo malestar llegando a considerar, incluso, que el retraso inicial de la conselleria en convocar estas ayudas, -una vez acabado el curso-, se había hecho "conscientemente", como subrayan en la Confederación de padres de alumnos concertados, Concapa.

Nuevas cantidades
La protesta conjunta de los padres contra la escasez de la cuantía máxima de la ayuda para las rentas más bajas, también ha llevado a Educación a aumentar ligeramente la cantidad, de los 105 euros iniciales de la convocatoria de junio a los 125 euros fijados ahora, en julio.
"Un gran número de familias no pueden adquirir los libros porque sus precios son abusivos", insiste Julia María Llopis, presidenta de la federación provincial Educación y Familia, así como de la confederación autonómica de centros concertados, Concapa.
En la misma línea, el presidente de la Fapa Gabriel Miró y de la también confederación de centros públicos, Covapa, Ramón López, critica que se obligue a las familias a presentar una nueva solicitud para pedir las ayudas de libros, cuando el modelo de petición coincide con el utilizado para las becas de comedor y las de transporte. Esta federación pone a su vez el acento en el artículo 27.4 de la Constitución Española sobre la gratuidad de la enseñanza obligatoria, dado que los 125 euros por alumno par comprar libros, cuando la familia no supere los 5.591 euros de renta por cada miembro, no llegan ni de lejos para costear los más de 200 euros que cuestan los libros cada año.
Para rentas per cápita de hasta 7.455 euros la ayuda será de 87,5 euros y si la renta es mayor, 50 euros. "Es preferible que se pague todo el coste a quienes lo necesitan de verdad que dar una miseria a más personas", destaca el presidente de la Fapa Enric Valor.

El uniforme impuesto cuesta más del doble
La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios ha remitido a la comisión de Defensa de la Competencia las quejas que ha recibido las últimas semanas sobre la imposición de al compra del uniforme escolar en determinados comercios. Avacu advierte de que existen centros concertados, donde es obligatorio que los alumnos lleven uniforme, que además mantienen un contrato de venta exclusiva de las prendas con determinados comercios "amparándose en una licencia o patente de fabricación registrada por el logotipo del escudo del centro" y que esto provoca "precios abusivos". La asociación de consumidores puntualiza que este tipo de actuaciones por parte de los colegios "restringe la competencia de mercado, ya que sólo pueden distribuir los uniformes quienes obtienen la concesión de su venta, cuando podrían ser adquiridos a menor precio". Avacu afirma que prendas que alcanzan los 40 euros en comercios obligados se encuentran por 15 euros con "similar o incluso mejor calidad". Victoria Bueno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (5)   No(2)
2/151
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • La pública y la concertada se unen para exigir cambios en las ayudas para libros

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    6031 | ana teresa terrer batista - 18/09/2012 @ 21:07:37 (GMT+1)
    El coste de libros, una media de 120€ por niño/9meses curso escolar=13.3€ mensuales.claro está sin contar con los materiales. Esto lo gastamos habitualmente en una tarde en el mMacdonald o en una entra del cine, el afortunado que pueda ir. La cuestion es que los Centros Escolares, Las Fapas, las ansiadas AMPAS y padres en general teníamos que conseguir que las editoriales fabriquen los libros por trimenstres, como lo están haciendo, pero que los podamos comprar en Septiembre-Diciembre-Marzo (coincidiendo con los trimestres escolares),y no todo el pack completo. El gasto es el mismo pero con cierto orden. ¿Por qué tener libros almacenados que luego no utilizan? Eso es lo que tenemos que pedir. Las papelerias no tienen inconveniente alguno, como ellos bien dicen: -libros en las distribuidoras hay todo el año. Ahora la nueva modalidad de becas de la comunidad de madrid, e entregar un dinero al colegio para libros pero con unas condiciones que no se pueden cumplir, que favorecen a los mismos y excluyen a otros. Todos aquellos padres que hayan comprado libros de segunda mano, no tendrán derecho a una beca, ya que tienen que presentar al colegio una factura, que éste último tiene que presentar en su balance de cuentas.Y los libros que se compren, tienen que formar parte del colegio. ¿como repartimos este dinero, que en algunos casos es una miseria y no da ni para diccionarios?
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Padres y Colegios
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.