cabecera
Hemeroteca :: Edición del 19/06/2012 | Salir de la hemeroteca
17/151

En la Comunidad Valenciana

Los alumnos podrán llevarse la comida de casa al colegio

Última actualización 19/07/2012@11:03:08 GMT+1

Los Consejos escolares lo podrán solicitar siempre que los centros cumplan las condiciones de refrigeración. Otro de los puntos que se estudia para el próximo curso es la aplicación de clases de refuerzo en julio en todos los centros, según abc.es.

Los escolares de los centros de la Comunidad Valenciana podrán comer las alimentos que se lleven en sus propios «tupper» a partir del curso que viene, lo que permitirá a los padres se puedan ahorrar el dinero de la contratación del servicio de comedor, según confirmó ayer la consellera de Educación, María José Català. La medida podrá implantarse el curso que viene en los centros escolares que lo soliciten.

Así lo avanzaba la titular de Educación en el programa «Bon Matí» de Ràdio 9, donde explicaba que, ante los momentos de crisis actuales y las dificultades que pasan muchas familias valencianas, su departamento planteará a cada centro la posibilidad de que los niños que ahora se quedaban a comer en el comedor, y que ya no pueden hacerlo por motivos económicos, también coman en los centros, pero con la comida preparada en casa. Català explicó que actualmente hay alumnos de centros concertados que ya llevan la comida de sus domicilios. Ahora, la iniciativa se ampliará al resto de los centros de la Comunidad Valenciana.

No obstante, fuentes de la Conselleria de Educación insisten en que se mantendrá la provisión destinada a las ayudas a comedor, que el próximo curso será de 76 millones de euros. Aseguran, además, que el 50% de los solicitantes obtendrá ayuda.

El mecanismo para hacerlo es que los consejos escolares de cada centro lo soliciten y que haya infraestructura en las escuelas para conservar los alimentos bien refrigerados. Según la consellera, «es cierto que este debate ha estado siempre presente en la comunidad educativa y que desde Educación no nos oponemos a esta medida, porque creemos que la situación de las familias es realmente complicada y que necesitan apoyo y flexibilidad por parte de la administración». Sin embargo, «se tendría que poner en marcha con mucho rigor y responsabilidad, teniendo en cuenta por ejemplo los espacios y horarios del servicio, como monitores, menaje, limpieza, agua, refrigeración o calentamiento de los alimento».

Regular las condiciones
Catalá aseguró que es «muy importante regular las condiciones y ser responsable para garantizar la conservación y en su caso el calentamiento de la comida y que estos alumnos sean vigilados por monitores»Además, cada centro deberá garantizar que los niños que vayan con la comida preparada tengan un espacio en los comedores y dispongan, como los demás, de monitores que los supervisen.

La consellera explicó que esta es una de las nuevas medidas que se implantará para ayudar a las familias que peor lo pasan en este contexto de crisis.

Otro de los puntos que se estudia para el próximo curso es la aplicación de clases de refuerzo en julio en todos los centros. Una medida que se dirige, según la consellera de Educación, a evitar que miles de padres deban pagar cursillos de verano durante este mes en el que muchos de ellos aún trabajan, consideró Catalá.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (2)   No(0)
17/151
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Padres y Colegios
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.