cabecera
Hemeroteca :: Edición del 30/03/2006 | Salir de la hemeroteca
13/24

¿Al psiquiatra o al psicólogo?

Última actualización 30/03/2006@00:00:00 GMT+1
Si nuestro hijo se tuerce un tobillo, no dudamos en llevarlo al fisioterapeuta. Igual de inmediata debe ser nuestra conducta si observamos alguna dificultad en el desarrollo del niño, ya sea física, emocional, de conducta o problemas en los estudios.

Autor: MARTA SERRANO


Si alguno de nuestros hijos se vuelve agresivo, llora sin motivo, está triste o empieza a tener déficit de atención en el aprendizaje, a lo mejor no requiere ningún tipo de tratamiento pero, sin duda, su mejora dependerá en buena parte de nuestra actitud. Lo primero de todo es prestarle atención y observar atentamente su comportamiento en casa.
En primer lugar, el psicólogo de la Fiscalía de Menores, Javier Urra, recomienda "retirar" la palabra enfermo de nuestro vocabulario y no adjetivar nunca a los niños. "Pablo no es hiperactivo, sino un niño con ...", señala.
Además, Urra pide a los padres "naturalidad en la respuesta" ante cualquier problema que detectemos en el proceso de maduración del niño e incluso ante la necesidad de visitar un especialista. Si observamos un problema en casa, lo primero que debe hacer un padre es contrastar su opinión con el tutor del niño.
Los niños pasan gran parte de su día en el centro escolar; así que, mientras los padres conocemos a nuestros hijos desde una perspectiva, el tutor puede completar la observación aportando otra visión. Dentro del colegio no solo se conoce a los alumnos académicamente, sino que la escuela es un entorno muy propicio para ver cómo es la adaptación del niño en distintos ámbitos: personal, social, escolar... "Una vez contrastada la impresión de la familia con la del tutor es cuando tomaremos la decisión de remitir o no al niño a un profesional", señala Ana Aguilar Huerta, psicopedagoga del colegio "Arcángel Gabriel" de Madrid.

 HABLAR CON EL COLEGIO

En muchos colegios privados y públicos existe un gabinete psicopedagógico o departamento de orientación, que se encarga de apoyar y orientar la acción educativa, posibilitando criterios de mejora en el diseño, desarrollo, innovación y evaluación de los procesos educativos; es decir, tras la valoración o diagnóstico psicopedagógico del alumno se pueden llevar a cabo acciones para superar las dificultades de aprendizaje. Si es necesario, también se actuará a través de programas de intervención específicos o de las actividades de orientación personal o escolar que sean necesarias. Cuando la problemática se escape de sus funciones, remitirán a la familia al profesional que más nos pueda ayudar.
En los colegios públicos también existen distintos organismos que se organizan en tres niveles; sectorialmente, a través de los equipos interdisciplinares; en el centro, mediante la actuación de los miembros del equipo en la institución o a través del departamento de orientación; y en el aula, mediante la acción tutorial.
Respecto al interrogante de si acudir a un psicólogo, a un psicopedagogo o a un psiquiatra, los expertos señalan que no se puede hacer una diferenciación clara. "Desde mi punto de vista, –señala Ana Aguilar–, el psicopedagogo es el más idóneo para aquellos trastornos o dificultades más relacionadas con aspectos pedagógicos, escolares o académicos (dislexia, bajo rendimiento, discalculia, problemas de atención, etc.)".

 ¿A QUIÉN ACUDIR?

De opinión similar es Javier Urra, para quien "si el problema es cognitivo o de conducta (baja autoestima, inseguridad, miedos...) es más adecuado acudir al psicólogo, mientras que cuando hay lesiones neurológicas, crisis o patologías que puedan requerir medicación hay que acudir al psiquiatra".
Esto es porque hay que tener en cuenta que la Psiquiatría es una rama de la medicina (el psiquiatra puede realizar tratamiento farmacológico mientras que el psicólogo no). Ante todo, no hay que tener miedo. Debemos acudir a este tipo de especialistas como iríamos al oculista si nuestro hijo tuviera una lesión en los ojos.
De hecho, en la realidad no hay una distinción tan clara entre asuntos que deban tratarse desde una u otra especialidad de manera específica, y en la práctica se llevan a cabo tratamientos conjuntos para conseguir una mayor eficacia.
Por ejemplo "en un trastorno de déficit de atención con hiperactividad, se llevaría a cabo un tratamiento farmacológico (si fuese necesario), la ayuda psicológica (para aprender a autocontrolar su conducta) y apoyo pedagógico (para mejorar el rendimiento académico)", señala Ana Huerta. Los límites de las disciplinas citadas se solapan y las necesidades de un niño en particular dependerán de sus circunstancias.

 DIFÍCIL DECISIÓN

Es difícil decidir cuándo acudir a un especialista, aunque deberías hacerlo si:

- No habla a partir de los 2 años.
- No logra jugar y entretenerse solo a los 3 años.
- Se hace pis o caca encima durante el día, siendo incapaz de pedirlo con 3 años.
- Moja la cama de noche pasados los 5 años.
- No se integra, no juega con otros a partir de los 4 años.
- Sufre crisis de llanto o nervios al separarse de sus padres, una vez superado el período de adaptación a la guardería.
- No puede participar en juegos que implican seguir reglas y esperar su turno, desde 6 años.
- Se aburre con frecuencia.
- Se le nota triste o apático.
- Está irritable, enfadado, agresivo o disconforme a menudo.
- Está inquieto y distraído, lo que interfiere su aprendizaje y rendimiento escolar, a partir de los 5 años.
- No responde a las consignas estando en un grupo, a partir de los 5 años.
- Se bloquea ante situaciones de prueba, exámenes, etc.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (1)   No(0)
13/24
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿Al psiquiatra o al psicólogo?

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    3706 | soraya - 22/04/2006 @ 00:00:00 (GMT+1)
    ¿cómo hacer que un adolescente o un joven de 18 años se convenza que tiene que ir a un psicólogo?
    2923 | Amparo Huerta Ros - 07/04/2006 @ 00:00:00 (GMT+1)
    Quiero RECIBIR INFORMACIÓN SOBRE DISLEXIA.A LOS 5 AÑOS.
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Padres y Colegios
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.